Pérdida auditiva

¿Está usted o un ser querido experimentando síntomas de pérdida auditiva?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la pérdida auditiva afecta a más de 250 millones de personas en todo el mundo. Pero, ¿cómo puedo saber si soy una de ellas?

Los signos tempranos pueden ser sutiles – Sus familiares o seres queridos le deben repetir a menudo cuando le hablan, o puede tener dificultades para escuchar en una fiesta o reunión familiar. A medida que su pérdida auditiva empeora, le será más difícil entender el mundo que le rodea. Es importante actuar de inmediato.

Si tiene dudas solicite una llamada

Identifique los signos de pérdida auditiva:

  • Necesidad de repetir frases.
  • Volumen alto en el televisor o radio.
  • Dificultad para escuchar por teléfono.
  • Dificultad para seguir conversaciones grupales.
  • Dificultad para entender a la gente, especialmente en lugares llenos, como restaurantes.

Una valoración profesional es el primer paso para volver a su vida cotidiana.

¿Cuáles son las causas y tipos de pérdida auditiva?

Pérdida auditiva conductiva

La pérdida auditiva conductiva ocurre cuando el sonido no se desplaza eficientemente desde el oído externo hacia el tímpano y los huesos del oído medio.

Causas:

  • Infecciones de oído.
  • Acumulación de cera.
  • Daño en el tímpano.
  • Crecimiento anormal del hueso en oído medio.

Pérdida auditiva mixta

Esto ocurre por la combinación de una lesión conductiva en el oído externo o medio y de una lesión neurosensorial en el oído interno o nervio auditivo.

Causas:

  • Enfermedades genéticas.
  • Traumas en la cabeza.
  • Malformaciones del oído.
  • Infecciones, tumores o masas.

Pérdida auditiva neurosensorial

La pérdida auditiva neurosensorial ocurre cuando hay un daño en el oído interno o en los nervios que viajan desde el oído hacia el cerebro.

Causas:

  • Genética.
  • Infecciones virales.
  • Exposición al ruido.
  • Envejecimiento natural del oído.
  • Pérdida progresiva de audición.

Solicite asesoría sobre el proceso de la CCSS para obtener su receta, o contáctenos para resolver sus dudas.

¿Cuáles son las consecuencias de no tratar la pérdida auditiva?

La pérdida auditiva no tratada puede contribuir al deterioro mental, incluyendo problemas de memoria, lenguaje, pensamiento y juicio. Sin embargo, con la protección adecuada y los controles auditivos necesarios, puede aprovechar al máximo su audición y reducir daños prevenibles.